News

The Ocean Mapping Expedition acaba de llegar a Sudáfrica, tarde o temprano tenía que surgir  una historia de tiburones. 

Poco después de la llegada a Durban, la expedición fue invitada a presentar los programas científicos en el marco de un workshop de dos días organizado por el Instituto sudafricano para la salud medioambiental (SAIEH) y su dinámico presidente, el Dr. Selva Mudaly, el 11 y 12 de octubre de 2018 con apoyo de la embajada de Suiza. Yaiza Santana, la coordinadora científica de a bordo, ofició delante de unos 120 asistentes locales la vasta temática abordada tanto en la cuestión de la contaminación del aire como en la contaminación sonora.

Cuando vino el tiempo de numerosas consultas, el programa 20.000 sonidos bajo los mares en particular hizo reaccionar a una participante que citó un estudio reciente según el cual los ataques de tiburones a lo largo de las costas podrían estar relacionados con el nivel sonoro de ciertas playas, y más precisamente a la música tendencia boum boum que se escucha con frecuencia allí. Los cinéfilos recordarán la escena final de uno de los filmes de “Tiburón”, cuando el héroe atrae al tiburón de la película hasta hacerle morder, y así electrocutarse con un cable eléctrico de alta tensión submarino. ¿ Visionario?

Lo cierto es que esta observación "musical" de esta participante hizo reír a Renuka Lutchminarayan, que presentaba a la tarde una exposición sobre “Noise monitoring and control”. ¡Y de explicar en efecto que entre las recomendaciones brindadas a los autoridades municipalidades costeras está la necesidad de atenuar los ruidos ambientales, particularmente musicales!

El jueves 29 y el viernes 30 de marzo de 2018, la muestra de agua 149° y luego la muestra 150° de la superficie del mar en el marco del programa Micromégas de cartografía de la contaminación microplástica, en colaboración con la asociación ginebrina Oceaneye, han sido efectuadas al acercarnos al estrecho de Bangka, a lo largo de las costas del sudeste de Sumatra.

La muestra 150° se realizó al anochecer, percibíamos muy claramente la fosforescencia del plancton. La anterior, se realizó bajo un sol brillante, la constante se imponía a simple vista, como las fotos lo atestiguan.

Para ver la cartografía en curso de esta contaminación microplástica realizada por The Ocean Mapping Expedition en la estela de Magallanes, consulte la nueva interfaz desarrollada por Oceaneye que permite seguir las muestras a medida que se analizan: http://qgiscloud.com/Pascal_Oceaneye/carte_online/?e=-14596643%3B-6194341%3B16711964%3B9186012&t=carte_online&l=Fondation%20Pacifique&bl=TERRAIN&st=

Desde su partida de Sevilla en abril de 2015, The Ocean Mapping Expedition conduce el programa de 20 000 sonidos bajo el mar sobre la contaminación sonora de los océanos, en conjunto con el Laboratorio de aplicaciones bioacústicas (LAB) de la Universidad politécnica de Cataluña, Barcelona, prosigue con su recolección de sonidos submarinos sean de origen animal o natural o productos de la actividad humana (transporte marítimo, sonares, exploración de gas y petróleo entre otros).

En Singapur, el 14 de marzo durante una conferencia de prensa organizada con la ocasión de la escala de Flor de Pasión en la ciudad-Estado, el biólogo e ingeniero francés Michel André, responsable del programa, ha recordado la importancia de esta fuente de contaminación para los océanos y la necesidad de redoblar el esfuerzo para tomarla en cuenta entre las actividades humanas.